Este templo fue levantado como ayuda de parroquia y así poder proporcionar los sacramentos a la gente de color, siendo incendiado en el siglo XVII y posteriormente ampliado, conservando hasta la fecha el enverjado que la rodea.

En su interior, es posible disfrutar de bellos retablos e interesantes lápidas. Actualmente, se usa como templo expiatorio siendo expuesta la Hostia Consagrada las 24 horas del día durante todo el año.

Lo puedes visitar aquí:

Haz click para compartir